Administra tus finanzas, sí quieres ser buen abogado.

Es importante para el profesionista independiente (y para todo mundo) tener finanzas sanas,  sin gravámenes pesadísimos de deudas que generan intereses leoninos cada mes (entiéndase tarjetas de crédito o créditos usurarios particulares).

-Por tanto un profesional, tendrá sus finanzas sanas.

-No tendrá deudas que esten fuera de sus medios.

-Sabrá ponerse un salario y respetar las ganancias de su actividad para reinvertir.

-Pagará los servicios oportunamente.

– Tendrá una cuenta bancaria para los asuntos del despacho y una personal independiente.

– Generará una fondo de reserva para emergencias del despacho y de ahí pagará cuando fallen los pagos de los cliente.

– No permitirá al cliente que le modifique las facturas fiscales.

– Invertirá permanentemente en capacitación, libros, seminarios, etc.

¿Alguna otra idea?